¿Cómo superar los baches del primer año de tu start-up?

start-up

Cuando comienzas el camino de la start-up, lo más probable y seguro es que comiences a frustrarte, no porque seas un inútil o no sirvas para eso, de lo contrario, es ley que al comenzar te equivoques. Primero porque eres nuevo y no lo puedes saber todo, y segundo, a pesar de que te mentalices o escuches consejos de lo que te puede llegar a pasar, hay cosas que te van a pasar igual y enhorabuena por eso, estás comenzando a progresar. Por eso ahora te daré unos consejos para que superes los baches y además los aproveches.

Supera los baches y aprende de ellos

En primer lugar, el mejor consejo que muchos ya sabrán, es aprende de tus errores. No es algo que definitivamente os haga superar un bache, pero mucho mejor, estamos aprendiendo y además al tener en cuenta el porqué te equivocás ayudará a que más adelante no cometas el mismo error. Y eso te hace crecer como persona y como un verdadero profesional.

Al comenzar una start-up, debes tener en cuenta la paciencia(mucha) que vas a tener que volcar en tu emprendimiento. No dudes, que cuando leas todo lo que tienes que hacer para llegar a los primeros puestos de Google, ya tendrás que hacerte una idea el tiempo que te llevará. Además no es solamente SEO sino además, es tener paciencia a los clientes y al progreso paulatino. El entusiasmo es algo que no debes perder por nada en el mundo, es algo que te mantendrá a flote en todo el camino de la start-up y de cuando ya formes una empresa. Si no llevas ese entusiasmo para aprender y progresar, poco durarás en el mercado.

Conocer otras anécdotas de empresarios ya realizados, te hará entender que no eres el único al que le pasan cosas cuando recién comienzas. Es bueno tener como ejemplos las motivaciones, los consejos y los caminos que han seguido para tomar como ejemplo y poder sentirnos de cierto modo acompañados a la hora de pensar cuando nos equivocamos. Otros casos hay de donde puedes ayudarte con un emprendedor nuevo como tú, eso hará que el comienzo no sea tan solitario. Pero sabes que a la larga, las decisiones de tu propia start-up las tomas tú.

La paciencia, las ganas de aprender, el entusiasmo y ayudarte de varios ejemplos, todo esto puede ir de la mano para que el camino sea un poco más cómodo. Recuerda que baches tenemos todos, y en el camino de la start-up es muy probables que los tengas, pero si escuchas consejos serán menos y hasta no tan profundos. Pero lo importante no es cuantas veces te caigas, sino cuantas veces te levantes.